Nadie nos puede negar que las estructuras hechas de carpintería de madera en Asturias sean elegantes y ofrezcan una muestra de gran estilo pero hay que reconocer que la falta de brillo en esa madera, puede hacer parezca avejentada y apagada. ¿Quieres saber cómo puedes devolverle el brillo natural a las maderas de tu porche o delo techos de tu casa? Nosotros, que somos los que los instalamos, podemos contarte algunos secretos y trucos para abrillantar la madera natural.

El secreto para que la madera desprenda su brillo natural está en mantenerla nutrida. Tanto un ambiente excesivamente seco como el exceso de humedad son muy perjudiciales para la madera. Ambos factores pueden agrietarlos o abombarlos, por lo que es importante cuidar la humedad ambiental y nunca utilizar agua en exceso para limpiarlos. Si ves que el aspecto de la madera parece algo reseca, bate unas claras de huevo a punto de nieve y añade unas gotas de amoniaco. Aplica la mezcla con un paño y elimina el sobrante frotando con otro paño seco, a ser posible de algodón.

En nuestra carpintería de madera en Asturias, antes de dar por terminado un trabajo, preparamos un pequeño recipiente con aceite de oliva al que le añadimos un pequeño chorro de vino tinto. Solo hay que extenderla muy bien por toda la superficie hasta que la madera lo absorba completamente. En algunos casos es necesario frotar con otro paño al que le hemos puesto unas gotas de glicerina creando una película protectora con la que el brillo será más duradero.

Con estos sencillos trucos que utilizamos en Carpintería Alfonso, tu porche estará siempre resplandeciente.